Chimichurri

No voy a empezar contándoles que recetas de chimichurri hay tantas como parrillitas en la Argentina, porque seguramente el que vive en la argentina y el que hizo un asado y alguna vez tuvo intención de hacer un chimi, lo sabe.

En vez de eso, les voy a contar que este que yo hice tiene una cosa especial que me encanta como quedó: el ajo, en vez de agregarlo seco o picado lo agregué después de machacarlo en el mortero. ¿El resultado? Mucho aroma a ajo con solo 2 dientes. Tiene mucho perejil, del fresco que me encanta, y especias varias. Con este en particular reconozco que pequé agregándole demasiado picante. Pica, pica y mucho, pero a mi me gusta así, de sabores intensos.

Háganlo y llévelo al próximo asado al que estén invitados. Yo se lo llevé a mi papá en agradecimiento de unos lindos ojos de bifes que nos hizo un domingo.

Ingredientes
2 dientes de ajo
aceite de oliva
vinagre de alcohol
1/2 atado de perejil fresco bien picado
2 cucharadas de ají molido (o un poco menos si no quiere que pique tanto)
2 cucharada de orégano (yo usé seco que tenía, pero el fresco es mucho mejor)
1/2 cucharada de pimentón
1/2 cucharada de sal
Si les gusta y tienen le pueden agregar tomillo, romero, estragón, etc.

Preparación
1. Cortar los dientes de ajo al medio, quitarle la raiz y ponerlos en el mortero con un chorrito mínimo de aceite de oliva. Machacar hasta que quede una pasta homogénea.
2. En un tarrito agregrar el perejil picado, la pasta de ajo hecha en el mortero, todos los secos, la sal y agregar aceite de oliva hasta la mitad. Revolver bien para integrar todos los ingredientes.
3. Agregar mas aceite si notan que necesita. Para terminar agregar unas cucharadas de vinagre para completar.
4. Cerrar y guardar en la heladera. Comer con rica carne :)

Deja un comentario