Masa dulce para tartas

Esta masa quebrada se utiliza como molde o base para tartas dulces. Las tartas pueden tener un sin fin de rellenos, desde fruta fresca con o sin cremas del tipo pastelera o chantilly, o una compota de frutos secas, etc.

El alto contenido de manteca hace que cuando la comemos se deshaga en la boca, creando una sensación muy agradable. La contra de la manteca, además de las obvias calorías, es que necesita ser trabajada muy rápido y con mucha delicadeza para que no se derrita. Se debe usar apenas sale de la heladera y el agua que se le agrega debe ser bien fría. Se recomienda trabajarla con la yema de los dedos y no con la palma, para no transmitirle calor. También es ideal utilizar la ayuda de alguna espátula como se ve en las fotos, también para evitar lo mas posible el contacto con las manos.

Ingredientes
120 gr de manteca
150 gr de harina
50 a 60 cc de agua
1 cucharada sopera 1 media de azúcar
1 pizca de Sal




Procedimiento

1. En un bowl juntar la manteca bien fría cortada en cubitos, harina, azúcar y sal. Mezclar con la ayuda de una espátula hasta que quede una consistencia como de migas granuladas.

2. Incorporar el agua muy de a poco e ir mezclando para integrar. Cuando sea necesario pasar la mezcla a la mesada y amasar con a yema de los dedos preferentemente. Cuando la masa esté homogénea ya está listo.

3. Armar un bollo, enharinar bien y llevarlo a la heladera a descansar. Sería ideal que como mínimo quede ahi 1 hora, también se puede hacer estos pasos por adelantado y dejar el bollo en la heladera unos 3 o 4 días.

4. Al sacarlo de la heladera con un palote de amasar bien enharinado, estirar el bollo, para ubicarlo dentro del molde o tartera. Por el gran contenido de manteca que tiene la masa no es necesario enmantecar ni enharinar el molde.

5. Como se ve en las fotos, para poner la masa sobre el molde, enharinar bien el palote y la masa y “enrular” la masa en el palote, y luego “desenrular” la masa sobre el molde. Es muy sencillo, mientras mas fría este la masa menos riesgo de que se rompa. Si se les llega a romper, se puede emparchar con algún recorte de masa que saquen de otro lado, sin riesgo alguno.

6. Con los dedos acomodar bien la masa sobre el molde, recortar los sobrantes del costado con un cuchillo. Lo ideal es dejar un buen pedazo de masa por fuera de la tartera para que no se desmorone o se desarme. Vean en las fotos que no corté al raz, sino mas bien en el lado exterior, dándole a la masa sostén para que no colapse.

7. Pinchar con tenedor el fondo para que no se infle mucho durante la cocción.

8. Esta masa antes de ser usada necesita una precocción. Lo ideal es hacerlo con algo dentro para que la masa mantenga la forma. Lo que se utiliza generalmente es papel manteca, y encima algún peso. Los pasteleros profesionales usan unas cuentas de cerámica que se venden especialmente con este propósito, pero se pueden reemplazar por porotos o alguna legumbre. Les debo las fotos.

9. Con o sin peso encima, llevar la masa en el molde para una precocción de entre 8 y 10 minutos, en horno medio. Y lista para el relleno.

9 bis. Si están con poco tiempo, hay un truco que ahorra pasos. Eso si, la tarta no va a ser de foto… En el paso 2, cuando la masa ya esta lista, sin llevarla a la heladera ni estirarla con palote, acomodarla con los dedos en la asadera, poniendo pedacitos de masa a la vez y acomodándola con los dedos de manera que no queden blancos sin masa. Queda un poco mas desprolija, pero funciona bien igual. Pincharla con tenedor, y al horno a precocción.

9 comentarios en “Masa dulce para tartas

  1. Pingback: Tarta veraniega de Pelones | Cociname

  2. Holaaa… estoy por ponerla al horno (con relleno) de mouse de chocolate y almendras…
    Cruzo los dedos, si bien hoy hizo bastante calor, me costo estirarla, también debe haber sido, en parte, responsabilidad de no haber usado tanta harina en la mesada (en mi caso mesa de vidrio)
    Son muy piolas las recetas!
    besos y gracias :)

Deja un comentario