Panqueques

¡Hola amigos! Yo se que no se puede empezar un post después de casi 3 meses de ausencia como si nada hubiese pasado. Gracias a Dios esta pausa en mi dedicación al blog no fue por razones negativas, hubo muchos cambios y alteraciones en la rutina que a la larga fueron para  bien.

Todo esto dicho, decidí volver a escribir con una receta super clásica que no podía faltar en el blog. En mi casa se comen panqueques desde siempre, en canelones o rellenos de dulce de leche. A mi particularmente me gustan más rellenos de alguna mermelada frutal.

Cada tanto si me animo hago alguno de manzana, pero eso será otro post porque la preparación varía.

Dicen que el secreto de los panqueques, y puedo dar fé, es tener una buena sartén y un cucharón con la justa medida de pasta utilizada para un panqueque. Hace años mi mama compró un cucharón chiquitito en un bazar que resulta ser la cantidad ideal. Otros usan la cucharada sopera para medir.

El otro secreto de la masa de panqueques es dejar descansar al pasta al menos media hora.

Ingredientes
2 huevos
220 harina
500 cc de leche
30 gr de mantecar

Si les gustan los panqueques mas finitos o mas gruesos, pueden agregar un poco mas de leche o harina a estas cantidades. Lo ideal es probar con uno o dos e ir viendo si les gustan.

Preparación
1. En un bowl poner los dos huevos y batirlos con un batidor de alambre hasta romper el ligue.
2. Agregar la mitad del harina, mezclar hasta incorporar y agregar luego la mitad de la leche.
3. Repetir el paso anterior, agregar la mitad restante de la harina, incorporar, y luego la mitad restante de la leche.
4. Cuando todos los ingredientes estén incorporados y la masa esté homogénea, dejar descansar al menos media hora.
5. Luego del descanso poner una sartén a calentar sobre el fuego. Sobre la sartén, si es de un material no adherente, como teflón, no van a necesitar usar tanta manteca, un poquito al comienzo y nada más. Si es una sartén en la cual no tienen mucha confianza, mejor hacer uso de una mínima cantidad de manteca antes de cada panqueque.
6. Llenar el cucharón de pasta de panqueques y volcarlo sobre la sartén, esparcir la pasta por toda la superficie moviendo la sartén y dejando que corra. Dejar cocinar hasta que el panqueque se despegue solo de la sartén. Darlo vuelta con ayuda de una pinza o una cuchara de madera. Evitar usar elementos metálicos como cuchillos o tenedores que puedan dejar marcas en la sartén. Dejar cocinar del otro lado hasta que esté dorado. En total, van a necesitar medio minuto de cada lado aproximadamente. Va a depender el fuego que estén usando.
7. Cuando el panqueque este listo, ponerlo sobre un plato. Repetir el paso anterior con el resto de la pasta hasta terminarla. Ir poniendo los panqueques uno arriba de otro para que no se sequen. Arriba del último poner un segundo plato dado vuelta o film adherente.

Con estas cantidades pueden salir unos 20 panqueques, pero también depende de la sartén que usen y lo gruesos o finitos que los preparen. Pueden quedar en la heladera algunos días y se pueden congelar también.
Para comerlos como postre con dulce lo ideal es darles un golpe de calor en sartén y rellenarlos con dulce de leche.
Dato importante: si hacen panqueques, compren el pote grande de dulce de leche, por experiencia, siempre se termina.
Que disfruten!

10 comentarios en “Panqueques

  1. hola vicky espero que todo vaya bien, la verdad yo tambien estoy ocupada y no me pongo tanto en el pc, ahora me ha dado por hacer punto pero no tengo casi experiencia y estoy intentando ver algun video en la red para poder hacerme un jersey. Un beso desde España.

  2. Yo hago los panqueques con una sartén de hierro que era de mi abuela y no se lava desde que se compró. Para mí el secreto es tener el fuego de medio para arriba, para que el panqueque coagule en seguida y no se pegue ni se seque.

  3. Pingback: Canelones de acelga, ricota y jamón | Recetas en Cociname

  4. Pingback: Sección Gourmet: Canelones de acelga, ricota y jamón

  5. Pingback: Sección Gourmet: Canelones de acelga, ricota y jamón | KIOSQUITO

Deja un comentario