Pechugas de pollo en salsa de miel y mostaza

Como ya les conté en el post anterior en casa estoy temporalmente sin horno, por suerte tengo las divinas cuatro hornallas de la cocina que me salvan estos días. Esta situación me esta obligando un poco a modificar algunas recetas para poder seguir comiendo variado y rico.
Uno de mis caballitos de batalla ultimamente están siendo estas pechugas. Yo solía prender el horno para terminar de cocinarlas después de darles un arrebato en la sartén y asi lograr que queden doradas por fuera y jugosas por dentro.
Un atajo o alternativa sin horno que encontré es terminar de cocinarlas en la misma olla mientras agregamos algunas cosas q cumplen doble función, que no se queme el fondo de la sartén y hacer una salsita.

Ingredientes
Noten que tanto el listado de ingredientes como las cantidades son orientativas. Cualquiera de estos pueden ser reemplazados por alguna otra cosa que les guste. Asegúrense tener al menos un ingrediente con azúcar ó algún tipo de glucosa para que la salsa se espese y tome el punto. Si ninguno tiene azúcar agregarle un par de cucharadas.

3 Pechugas de pollo sin piel
1/2 taza de jugo de limón
1/4 taza de Miel
2 o 3 cucharadas de Mostaza

Preparación
1. En una olla con buen fondo y a fuego fuerte calentar un chorrito de aceite y colocar las pechugas a dorar primero del lado donde estaba la piel. Yo tengo la costumbre de tapar la ollita para reducir el enchastre (por eso la parte de abajo queda blanca antes de darla vuelta)
2. Cuando estén doradas del lado de la piel darlas vuelta. Que no les gane la impaciencia, asegúrense que estén bien doradas. Al darlas vuelta agregar sal y pimienta.
3. Cuando del segundo lado estén ya levemente doradas y noten que el fondo de la sartén comienza a quemar, agregar el jugo de limón. Va a desglasar y levantar del fondo todo lo que se había pegado. Si notan que echaron todo y se quedó sin líquido porque se evaporó rápidamente, agregar un poco más de agua hasta que las pechugas esten cubiertas a 1/3 Acto seguido echar la miel y la mostaza. Ir removiendo todo para que los líquidos se vayan mezclando.
4. Dejar cocinando en la sartén 5 a 10 minutos más a fuego medio hasta que la salsa reduzca y tome punto cremoso.
5. Servir las pechugas enteras o fileteadas junto con la salsa. Para acompañar yo herví unas papas aún con su cáscara y le eché por encima también la salcita :)

4 comentarios en “Pechugas de pollo en salsa de miel y mostaza

Deja un comentario